Créditos

Orden y Progreso es un Sistema de Administración de Logias Masónicas que puede ocuparse a través de cualquier dispositivo conectado a Internet, especialmente desde tu móvil. Pragmatismo en 3 vertientes: Tesorería, Secretaría y Comunidad cuidando el secretismo de nuestra institución.

Esta aplicación fue desarrollada por Ethical Profits Group pero mantenida, promovida, mejorada y sustentada por todos los miembros del taller Ciencia y Virtud 1 No. 202 de la Ciudad de México Jurisdiccionada a la Muy Respetable Gran Logia Valle de México.

Desde Febrero de 2019 la promoción de esta herramienta ha generado, como todo progreso, rechazo y apoyo en igual proporción; comprendemos de igual forma, y con base en la experiencia de la generación de múltiples aplicaciones y 20 años en el mundo de la informática, que la curva de aprendizaje y aceptación apenas va en escalada.

Transparentamos cuentas del tesoro de cada taller, agilizamos la toma de asistencias y trabajos; asimismo fomentamos la comunicación entre los miembros de cada logia y esto, a veces pisa muchos callos. Como bien lo indica el imaginario colectivo: “A río revuelto, ganancia de pescadores”.

LA APLICACIÓN ES TOTALMENTE GRATUITA, si bien es cierto que en un principio se pretendía definir una tarifa por su uso que exclusivamente cubriese los costos de operación, fue en Abril del presente año (2020) que se decidió que la aplicación sería totalmente gratuita para beneficio de todo el pueblo masónico.

Cabe aclarar que no hemos recibido ningún apoyo económico por parte de ningún taller externo a la fecha fuera de la inversión de EPG y del taller CyV 1 No.202.

¡Es por el progreso! Qué dura lección nos está dando al día de hoy la vida con este fortísimo cambio de paradigma tras el COVID, la Sana Distancia y la inminente crisis económica mundial. Estamos seguros que el Masón siempre optará por actuar con el amor por principio, el orden por base y el progreso por fin.

Todo el equipo de la aplicación Orden y Progreso les podemos asegurar que no descansaremos hasta recuperar la gloria de nuestra amada institución para ya no enaltecer recuerdos melancólicos de un pasado honorable; sino glorificarnos por nuevas victorias y liderazgos.

Es cuánto.